CARTA OBERTA DEL MASNOVÍ MOHAMED A TOTS ELS PERICOS

"Hola. Me llamo Mohamed, soy socio del club, tengo dos asientos en Cornellà-El Prat, soy socio de La Curva y miembro de la PBiB de Masnou, y os quiero contar por que soy del Espanyol.

Hace 8 años que estoy en España, y no voy a engañar a nadie: yo no conocia el Espanyol, mi padre es del Real Madrid, y en el colegio todos eran del Barcelona menos un compañero, Rubén. Me llamo la atención el valor de este perico al ser el único del Espanyol pero decirlo con mucho orgullo; me hice muy amigo de él, y con el tiempo me llevo al campo en la Muntanya Mágica, a Montjuïc.

Nada más entrar allí me di cuenta de que era una gente distinta al resto, me gusto... a partir de aquel día, gracias a mi amigo perico, siempre que podia iba al campo, y con el tiempo me di cuenta que me estaba gustando el Espanyol, y cada semana llamaba a ver me podían dejar un carnet. Yo era nuevo en el pais, realmente no tenia donde salir, no tenia nadie con quien poder ir a cenar, hasta que me di cuenta de que tenia un gran amigo, y ese era el Espanyol.

El primer año de Cornellà me hice socio; cada semana estaba allí, no faltaba a ningun partido. El dia del Liverpool realmente fue un dia muy grande, uno de los mas felices desde que estoy en España; caminado junto a más de 35.000 pericos me sentia tranquilo, sentía que nadie me podría hacer daño, y ya con el 3-0 final fue un dia perfecto.

La gente en mi país me pregunta ¿por qué eres del Espanyol?, y esa es una cosa a la que no se puede responder, realmente tienes que sentir la fuerza de un sentimiento... lo más bonito, que seguro que nos pasa a todos, es cuando veo a un perico por la calle con la camiseta puesta, es un momento de felicidad tan grande que nadie se lo puede imaginar...

Bueno, y ya para colmo, llego un jueves y veo en la web del club que habría una gran salida a Valencia para animar al equipo; el viernes por la mañana voy rápido a Cornellà a coger la entrada, llamé a La Curva que es la que montaba el viaje, y resulta que no quedaban plazas... en ese momento pensé: "¡¡¡Tengo que ir a Valencia como sea!!! Y fue engañando a mis padres. Les dije que iba con amigos a ver el fútbol, y que nos quedábamos a dormir todos alli, pero eso era mentira; lo que realmente pasó fue que ese sábado mi puse mi camiseta, cogí mi bandera, me fuí a la estación de autobuses, y cogí un billete ida y vuelta para Valencia, y me fui completamente solo... y todo porque el corazón me lo decía... llegué a Valencia y al ver a los pericos en el campo cantando tuve otro momento de felicidad enorme. A la vuelta, unos grandes pericos me trajeron en coche casi hasta la puerta de casa; uno de ellos me preguntó: "¿No tienes miedo de que te pueda pasar algo? No nos conoces...", y mi respuesta fue: "no tengo miedo, porque eres perico". Lo de Valencia fue una cosa que siempre llevaré dentro de mi...

Para acabar, he de decir que soy feliz gracias al Espanyol porque realmente siempre está a mi lado, y quiero aprovechar además para decir a todos los pericos, que son mi otra familia, que no cambiría por nada del mundo este sentimiento... Visca l´Espanyol!!!

"Mohamed".

Comparteix