El PPC SOLICITA MEDIDAS PARA RETIRAR LAS ESTELADAS EN LOS CENTROS PUBLICOS

• La diputada del PPC María José García Cuevas reprocha a la consellera que “ustedes, los del derecho a decidir cualquier cosa, niegan a los padres su derecho a elegir colegio bilingüe e imponen la inmersión a todos sin importarles los derechos individuales”

La diputada del Partido Popular Catalán y portavoz en la comisión de Educación y Universidades, María José García Cuevas, ha exigido hoy a la consellera Irene Rigau que “tome medidas para evitar la exhibición de esteladas en los centros educativos públicos, ya que es legítimo que un colegio luzca senyeras pero es ilegítimo que luzca esteladas”.

Durante su intervención en la comisión de Educación y Universidades, la diputada del PPC ha manifestado que “colocar una bandera política en un colegio público, obligando a los niños, a los padres y a los profesores que no estén de acuerdo a aguantarse o a significarse en un abuso de poder, es un uso impropio de los recursos públicos, una deslealtad y un fraude”.

En esta línea, García Cuevas ha señalado que “en los espacios públicos debemos poder sentirnos todos representados, pero aún más en un colegio o instituto, ya que en los espacios públicos que acogen a menores de edad se debe salvaguardar especialmente su neutralidad política, tal y como exige la Constitución”. “Con las esteladas en los centros públicos se impone a todos los alumnos un adoctrinamiento político y se normaliza un proyecto de ruptura, división y enfrentamiento que no cabe ni en la Constitución ni en el Estatut”, ha añadido, destacando que “enseñar con neutralidad debe ser para los centros un valor democrático supremo”.

Asimismo, García Cuevas ha recordado a Rigau que “es consellera y es su obligación conocer y corregir estos hechos”. “La nuestra como representantes políticos es denunciarlos; nosotros cumplimos, así que cumpla usted también”, ha sentenciado.

MODELO PEDAGÓGICO BILINGÜE

Por otro lado y sobre el bilingüismo, García Cuevas ha recordado hoy a la consellera que “en Cataluña existe el derecho individual al modelo pedagógico bilingüe, y no tiene legitimidad democrática para excluirlo de la enseñanza pública”. Asimismo, la diputada del PPC ha explicado que “es obligatorio que todo padre que lo desee encuentre un centro público bilingüe para su hijo, donde el castellano se utilice habitualmente en materias efectivamente lectivas, como son las troncales, en una proporción suficiente, que usted debe fijar y no fija, lo que ha obligado al TSJC a fijarla en el 25% como mínimo”.

En este sentido, García Cuevas ha pedido a la consellera que “deje de gastar dinero y recursos púbicos en una batalla judicial que tiene perdida, y que los aplique a mejorar la educación catalana, adecuándola a la legalidad”. “Sabe que cualquier tribunal le dará la razón al padre que reclame enseñanza bilingüe”, ha añadido.

La diputada del PPC también ha reprochado a Rigau que “ustedes, los del derecho a decidir cualquier cosa, niegan a los padres su derecho a elegir colegio bilingüe e imponen la inmersión a todos sin importarles los derechos individuales” y ha asegurado que “la inmersión exclusiva y obligatoria está en falso porque actúa contra la seguridad jurídica y contra los intereses de los catalanes”.

“La inmersión lingüística no es un modelo de cohesión sino de resignación social, discrimina e inmersiona sólo a los que hablan castellano, tratados como extranjeros en su país; se trata de un modelo de país en el que no cabemos todos”, ha concluido.

Comparteix